Reserva tu cita
Skip to content Skip to footer

TRATAMIENTO FISIOTERAPIA CERVICAL

L -V de 09:00 a 21:00
S de 10:00 a 14:00

Aplastamiento cervical

El aplastamiento cervical, también conocido como lesión de aplastamiento cervical, es una lesión en la columna vertebral que implica la fractura por compresión de una o varias vértebras cervicales, que son las vértebras en la región del cuello.

Cuando las vértebras cervicales se comprimen, puede resultar en daño a la médula espinal, los nervios y otras estructuras cercanas.

El aplastamiento cervical, una lesión grave en la columna vertebral, puede originarse por diversas circunstancias;  unas debido a procesos internos de nuestro cuerpo como la osteoporosis, las metástasis tumorales y las enfermedades metabólicas y, otras traumáticas cuyo origen pueden ser: 

  • Accidentes de tráfico que representan una de las principales causas, donde colisiones frontales, laterales o traseras pueden ejercer una fuerza abrupta sobre el cuello, ocasionando la compresión de las vértebras cervicales. 

  • Caídas desde alturas considerables, ya sea en entornos laborales, deportivos o domésticos, pueden provocar impactos bruscos al aterrizar, generando lesiones de aplastamiento cervical. 

  • Lesiones deportivas, particularmente en deportes de contacto o de alta intensidad física como el fútbol americano, el rugby o el hockey sobre hielo, aumentan el riesgo de sufrir daños en la columna cervical debido a golpes o caídas durante la actividad. Incluso actividades recreativas extremas, como el paracaidismo, el alpinismo o el snowboard, conllevan un riesgo inherente de lesiones cervicales debido a caídas o impactos durante la práctica.

  • Accidentes industriales, donde los trabajadores están expuestos a maquinaria pesada o a entornos potencialmente peligrosos, también pueden resultar en lesiones cervicales graves. 

  • Explosiones repentinas, ya sea en contextos laborales o militares, pueden generar ondas de choque y escombros que impactan en la columna cervical, causando lesiones de aplastamiento. 

El aplastamiento cervical puede manifestarse con una variedad de síntomas que pueden variar en gravedad dependiendo de la extensión y la ubicación de la lesión en la columna vertebral. Uno de los síntomas más comunes es el dolor intenso en el cuello, que puede irradiarse hacia los hombros, los brazos e incluso las manos. Este dolor puede ser agudo o sordo, pero se describe como una puñalada y puede empeorar con el movimiento del cuello. Además del dolor, algunas personas pueden experimentar rigidez en el cuello, lo que dificulta la movilidad y puede provocar una sensación de tensión constante.

Otro síntoma común del aplastamiento cervical es la debilidad muscular en los brazos, las manos o las piernas. Esta debilidad puede dificultar tareas cotidianas como levantar objetos, caminar o incluso sostenerse en pie. En casos más graves, la debilidad puede progresar hacia la parálisis parcial o total de las extremidades, lo que requiere atención médica inmediata.

Además del dolor y la debilidad muscular, el aplastamiento cervical puede causar otros síntomas neurológicos, como hormigueo, entumecimiento o sensaciones anormales en las extremidades afectadas. Estos síntomas pueden indicar daño a los nervios que salen de la médula espinal en la región cervical. En algunos casos, también puede haber dificultad para controlar la vejiga o los intestinos, lo que sugiere una lesión grave en la médula espinal.

La fisioterapia desempeña un papel fundamental en el tratamiento del aplastamiento cervical al proporcionar una serie de técnicas y ejercicios diseñados para mejorar la función y reducir el dolor en la región afectada de la columna vertebral. Uno de los puntos importantes es que la fisioterapia ayuda a restaurar la movilidad y fortalecer los músculos del cuello, lo que es crucial para recuperar la funcionalidad perdida debido a la lesión. Para ello los fisioterapeutas utilizan ejercicios de estiramiento, fortalecimiento muscular, manipulación manual y modalidades de terapia física como la electroterapia y la terapia con calor o frío, según las necesidades específicas del paciente.

Además, la fisioterapia ayuda a aliviar el dolor y la rigidez en el cuello mediante la aplicación de técnicas de terapia manual, masaje y movilización articular. Estas técnicas ayudan a reducir la inflamación, mejorar la circulación sanguínea y promover la relajación muscular, lo que contribuye a una disminución de la sensación de dolor y rigidez en la región cervical.

Otro aspecto clave de la fisioterapia en el tratamiento del aplastamiento cervical es la educación del paciente sobre la postura correcta y las técnicas de manejo del dolor para casa. Así como la enseñanza de los cuidados y ejercicios de mantenimiento que debe hacer para mantener la salud de la columna cervical y prevenir futuras lesiones. Además, proporcionan consejos sobre cómo evitar movimientos bruscos o posiciones que puedan agravar los síntomas.

Tratamientos para problemas cervicales

Las cervicales, también conocidas como vértebras cervicales, conforman la sección más alta y flexible de la columna vertebral, ubicada en el área del cuello. Consisten en siete vértebras que ofrecen soporte estructural y permiten una amplia gama de movimientos para la cabeza y el cuello.

Estas vértebras cervicales son fundamentales para la protección de la médula espinal y están interconectadas por discos, ligamentos y músculos que proporcionan estabilidad y movilidad al cuello, facilitando actividades cotidianas como girar la cabeza, inclinarla hacia atrás o hacia los lados.

Al experimentar dolor de cuello, es fundamental tomar medidas para aliviar la incomodidad y mejorar la condición. Comenzar con el descanso adecuado y mantener una postura erguida es esencial. Aplicar compresas frías o calientes en el área afectada puede proporcionar alivio temporal, al igual que realizar suaves ejercicios de estiramiento y fortalecimiento para los músculos cervicales.

Además, practicar técnicas de relajación, como la meditación o la respiración profunda, puede reducir la tensión muscular y disminuir el malestar. Si el dolor persiste o es crónico, buscar la evaluación de un fisioterapeuta, estos es recomendable para un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento personalizado.

Las cervicales tienen un papel crucial en la relación entre el cuello y la cabeza, ya que proporcionan soporte, estabilidad y permiten una amplia gama de movimientos para esta última. Estas vértebras cervicales albergan la médula espinal y están interconectadas por estructuras como discos, ligamentos y músculos que permiten la movilidad necesaria para girar, inclinar y mover la cabeza en diferentes direcciones. Además, la columna cervical también aloja arterias importantes que suministran sangre al cerebro.

Cualquier desalineación, tensión o lesión en estas vértebras puede impactar directamente en la postura, los movimientos y la salud general de la cabeza, pudiendo generar dolor, rigidez o limitaciones en los movimientos del cuello y la cabeza.

El tratamiento para problemas cervicales puede variar según la causa y la gravedad de la condición. En muchos casos, el enfoque inicial implica medidas conservadoras como el reposo, la aplicación de calor o frío, ejercicios suaves de estiramiento y fortalecimiento, así como técnicas de relajación para reducir la tensión muscular.

Se pueden considerar tratamientos como la terapia manual, la acupuntura o la manipulación espinal por fisioterapeutas. Es crucial buscar la orientación de un fisioterapeuta para determinar el plan de tratamiento más adecuado para cada situación individual.

Cervicalgia - Dolor en las cervicales - Cervical
Ven a nuestro centro

Te ayudaremos en tu recuperación

Escanea el código